fbpx

Una fábrica de software moderna es la clave

En el contexto de tener o contratar una fábrica de software es importante trascender la discusión hacia la clave: que sea moderna. Esa modernidad no la dan sus instalaciones confortables, o las licencias actualizadas de sus herramientas, ni el datacenter más robusto y con mejores prestaciones. En un contexto de revoluciones tecnológicas casi diarias, la identidad única digital se presenta hoy como una de las soluciones a futuro de la fábrica de software moderna, un elemento que se ha convertido en el eje fundamental de las empresas que aspiran a conquistar la red.

Del correcto funcionamiento del software depende en parte el éxito o fracaso de una compañía ya que, según encuestas especializadas, el índice de tolerancia de la mayoría de los usuarios de Internet es de tan solo de tres segundos de espera. Hablamos en el anterior enunciado de dos cosas: Cliente – que puede ser el cliente interno, el cual basa su eficiencia en la agilidad y usabilidad de las herramientas que tiene a mano para sus tareas, y el funcionamiento de software, que ya no se decanta únicamente por su seguridad y calidad en el código, sino qué tan usable es, qué tan medible es, y qué tan escalable es.

En SES sabemos que ésta no es una revolución, es un cambio dramático en una era que digitaliza cada días más nuestra existencia. Y esta es una conducta global, no una tendencia pasajera. «Las empresas están con el gran desafío de transformarse digitalmente. Todos los negocios están caminando para canales digitales, bancos, aseguradoras, comercio y el software está en el centro de esa transformación», explica a Efe, Joao Fábio Valentin, vicepresidente de DevOps para CA Technologies en Latinoamérica.

La idea consiste en una nueva metodología que pasa porque las empresas muden su estructura y se conviertan en entes más ágiles y flexibles con capacidad para introducir innovaciones constantes. Si la fábrica de software, que es el organizador y “hacedor” de estas ideas no está preparado para el reto, difícilmente pasará de llegar a comprender lo que realmente el cliente espera, necesita y más importante aún, el impacto y valor que genera.

Para  iniciar  su transformación digital la empresa tiene que  apoyarse en el software para ofrecer a sus clientes una experiencia de calidad, proteger sus datos, detectar y responder rápidamente a sus necesidades y poner a su disposición aplicaciones confiables que respondan en cualquier momento y lugar.

Así, el éxito de la experiencia de cliente y también de su empresa dependerá en gran medida de lo bien que funcione su fábrica de software. Por tanto cada organización deberá repensar y reformular su estrategia tecnológica y ser capaz de diseñar, construir y ofrecer experiencias digitales de gran calidad.

 


Construir una Fábrica de Software  moderna no es sencillo: requiere evidentemente tiempo y dedicación. Para nosotros el hacerlo nos ha proporcionado el rendimiento, la calidad, la automatización y la eficiencia en los recursos que necesitan nuestros clientes.

Siempre que conozcas el producto que deseas adquirir estarás capacitado para escoger la Fábrica de Software que requieras.



Abrir chat