fbpx
aplicaciones

Qué retos tienen las aplicaciones de negocio en el presente?

Los procesos de transformación digital siguen siendo determinantes para definir el modo en el que se implementan y diseñan las aplicaciones. Son factores como el cloud, la automatización o la innovación apoyada en las nuevas tecnologías los que están alterando y definiendo el entorno en el que operan las aplicaciones. Este texto no se queda en situar el momento actual, sino que también indica los desafíos que se presentan, tanto por el lado de la seguridad como propios de la operativa diaria.

Hay que explorar los distintos enfoques que están adoptando las empresas en sus procesos de transformación digital y las medidas que toman para optimizar el trabajo de las personas, las operaciones y los sistemas encargados de desarrollar, implementar y entregar aplicaciones con el fin de alcanzar una ventaja competitiva que impacte en la evolución de sus negocios.

Las principales tendencias tecnológicas que se vislumbran para los próximos 2 a 5 años son: las implementaciones en cloud públicas, Software Defined Networks y el análisis de amenazas en tiempo real. La analítica de Big Data no está entre las tres primeras tendencias, posiblemente, porque ya se ha madurado como un factor por defecto en las empresas y pierde valor innovador a ya estar posicionado en el core del negocio.

Un 62% de organizaciones en el mundo cree que la tendencia «Digital First» está cambiando la forma de desarrollar aplicaciones. Debemos afirmar que la necesidad de una mayor agilidad e innovación está propiciando la adopción de metodologías DevOps, que se consideran como un factor clave en la evolución de sus operaciones comerciales.

¿Quieres estar preparado para los retos que la transformación digital supone en 2019 para tu empresa? En ese caso, dispones de nuestro portafolio de Servicios en SES que te serán de gran ayuda para evaluar en qué punto se encuentra tu organización y cómo afrontar los nuevos retos de futuro.

Nuestra premisa en el presente es las soluciones portables, de bolsillo como son las aplicaciones móviles llevando a operar la gestión y control desde el Smartphone en un porcentaje parcial o total de las plataformas existentes. No hay otro camino.

 

Aplicativos consumidos en la nube

Pese al acercamiento de algunas empresas al cloud en sus inicios, por precio o por la posibilidad de externalizar un servicio, lo cierto es que la nube es mejor decisión para muchas compañías a la hora de consumir tecnología, porque son soluciones más eficientes, más escalables, más evolucionadas tecnológicamente, más seguras, más ágiles… los negocios se mueven a tal velocidad, que no te puedes para a pensar cómo tienes diseñadas las aplicaciones para responder a tus necesidades actuales y futuras. Lo más eficiente es incorporar las mejores prácticas, y para eso la nube es fundamental.

Asimismo, la nube permite reducir el riesgo, controlar el ritmo de adopción. Razón fundamental para la construcción de un datacenter robusto y capaz de atender a nuestros clientes ha sido la apuesta de nuestra compañía en este respecto.

 

Aplicaciones para áreas críticas

Como hemos visto, hay tres áreas críticas en toda transformación: la experiencia del cliente, la gestión de los recursos de la empresa y la gestión de las personas.

 

Customer Experience

Nunca ha sido tan difícil obtener la satisfacción de los clientes. Tienen de todo: dispositivos, canales, información y opciones. También tienen más poder. Pueden cambiar de marca cuando les apetezca. Y si no les gusta algo, lo comentan en las redes sociales.

Es más, las expectativas de los clientes son cada vez más altas. Han visto cómo los disruptores digitales proporcionan experiencias de cliente fluidas, conectadas, automatizadas y personalizadas, y esperan que usted les ofrezca lo mismo. Éste es el reto de la experiencia del cliente hoy en día. De hecho, si se actúa con rapidez y se evoluciona hacia una infraestructura de experiencia del cliente basada en los datos, conectada y flexible, la empresa no solo conservará los clientes que ya tiene, sino que incrementará su cartera en poco tiempo.

Si hay dos palabras que definen la realidad de las empresas actualmente son cambio y tecnología. Pero no se trata de términos aislados, sino de una consecuencia lógica de la aplicación de la segunda. Es decir, la tecnología es el motor del cambio en los negocios y, además, es la base para la transformación del modelo económico y productivo de las empresas en la Economía Digital, un efecto transformador que amenaza con dejar fuera de la partida a todos aquellos jugadores que no sean lo suficientemente ágiles como para subirse al carro del cambio.



Abrir chat