EL SECTOR FINTECH EN LATINOMÉRICA

Con cifras récord de inversiones, la creación de ‘startups fintech’ en América Latina ha cobrado un gran dinamismo en el último año y ya supera las 1.100 empresas. Poco a poco se observa una consolidación y madurez del conjunto del ecosistema en la región. Brasil, México y Colombia son los países con el mayor número de emprendimientos ‘fintech’.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID)y Finnovista, señalan en su informe “Fintech América Latina 2018, crecimiento y consolidación“ , que el surgimiento de estos emprendimientos financieros tienen el objetivo de atender a las pequeñas y medianas empresas y a los segmentos que permanecen subatendidos por el sistema financiero tradicional.

Según el estudio, los emprendimientos ‘fintech’ ya suman 1.166 en la región, lo que representa un crecimiento del 66% respecto a 2017. La mayoría se concentra en los segmentos de pagos y remesas, con 285 empresas (24% del total); préstamos, con 208 (18%) y gestión de finanzas empresariales, con 181, (15%).

Tres factores han llevado a que esos tres segmentos sean los que más se desarrollan en la región: en primer lugar, la masificación de dispositivos móviles, que en 2017 alcanzó el 67% de la población. En segundo lugar, los índices de exclusión de los servicios financieros. Según las estimaciones del Banco Mundial, el 45% de los adultos latinoamericanos no tiene una cuenta de banco; y por último, las limitaciones o ineficiencias en la oferta de crédito, que han dejado espacio para el surgimiento de nuevas soluciones más eficientes y menos costosas, que se dirigen particularmente hacia las pymes, las cuales representan alrededor el 90% de las empresas de la región.

No obstante, de acuerdo con el BID y Finnovista, la internacionalización de las ‘fintech’ latinoamericanas es todavía baja al compararlo con su grado de madurez, pues solo el 32% de los emprendimientos afirma haber expandido sus operaciones en el exterior. De ellos, un 40,5% lo ha hecho en América Latina y un 59,5% fuera de la región, particularmente en Estados Unidos y algunos países de Europa.

Sobre el grado de madurez, se destaca que el 37% de los emprendimientos ya están en crecimiento y expansión, y el 27% están listos para escalar, mientras que solo el 20% se encuentra en la etapa inicial de desarrollo. Un 17% ya ha lanzado su producto al mercado. Es importante resaltar que la tasa de mortalidad de las empresas ‘fintech’ de la región alcanza el 12%.

Los proyectos están generando un mayor interés por parte de los inversionistas. Según el informe, Brasil se posicionó como el mayor mercado para las inversiones de capital emprendedor en América Latina, con recursos por US$859 millones en 2017. Le sigue Colombia con US$96 millones y México con US$80 millones.

Ahora bien, en Perú el terreno está recién sembrándose para estar al tope de los demás países en donde la ploriferación de fintechs es mayor. El reto está pensado en varios frentes:

  • Estado
  • Cultura
  • Acceso a las TIC
  • Bancarización
  • Fábricas de software especializadas en soluciones financieras

—————————————————————————————

Buscando permear el mercado, las fintech están llamadas a revolucionar la forma en que hacemos transacciones de dinero, es por esto que todos los esfuerzos de innovación, de modernización y de transformación digital están centrados en SES para satisfacer la creciente demanda de empresas cuyos spin-off o pequeños productos de su portafolio están dirigidos a este sistema.



Abrir chat